jueves, 10 de julio de 2008

La Reacción. Por Yauma

Como todo el mundo sabe la tercera ley del movimiento de Newton, ley de acción y reacción, dice que a cada acción se opone siempre una reacción igual y de sentido contrario. Esta ley de la mecánica newtoniana se expresa habitualmente en magnitudes vectoriales (módulo, dirección y sentido) por lo que a una fuerza o conjunto de fuerzas siempre se le opondrán otra fuerza o conjunto de fuerzas iguales en modulo y dirección pero de sentido contrario.

En términos sociales, políticos, amorosos, etc también existe el principio de acción y reacción, sólo que en estos casos suele darse una desproporción entre acción y reacción, y no resulta extraño encontrar noticias habituales en los medios de comunicación donde se dice que en tal o cual hecho la reacción de una de las partes en conflicto ha sido desproporcionada. En las sociedades democráticas, donde la tolerancia es un valor positivo, el concepto aparece frecuentemente ligado a determinadas reacciones policiales.

Pues bien, ante el manifiesto por la lengua común, infame manifiesto contra la nostra llengua, nosotros los patriotas cuatribarrados, tenemos la obligación de reaccionar con la serenidad y mesura que nos caracteriza, demostradas a lo largo de tantos siglos de dominio español, con firmeza y proporcionalidad siguiendo a nuestros lideres naturales y adaptando nuestros comportamientos a las declaraciones publicas de los mismos, por ello es bueno tener presente en todo momento, cual sura de obligado cumplimiento, las emanaciones verbales de estos grandes hombres:

El gran Honorable, llama a combatir sin miedo la falta de respeto a Catalunya, según ha declarado en su blog, curiosos tiempos que hasta los dioses necesitan un blog para comunicarse con los humanos, considera que la opinión pública española mantiene a todos los niveles una actitud hostil hacia Catalunya, dentro de una voluntad generalizada de marginarla “como país, como lengua, como cultura, como personalidad bien definida”. El ex presidente llama a combatir “Con decisión y confianza, sin miedo, y sin respeto para quien no nos respeta”.

El presidente actual, el iznajeño, a pesar de no ser de los nuestros, en este tema no se ha portado mal. Montilla denuncia que el manifiesto del castellano crea catalanofobia, “el presidente llama a combatir las actitudes que atentan contra la convivencia”. Como es el caso de la defensa del español, el presidente defiende con uñas y dientes la política lingüística de Catalunya “este no es un tema pequeño, no es un tema negociable”. Digo que no se ha portado mal porque él sabe que nosotros los patriotas cuatribarrados estamos orgullosos de estar creando, como es nuestra obligación, español- fobia en todo momento de nuestra patriótica existencia, y nos importa un rábano la convivencia con las huestes charnegas españolistas. Por otra parte no debemos perder de vista que la cabra siempre tira al monte, al monte de España, prueba de ello es el articulo que escribió el de Iznájar en La Vanguardia alegrándose de la victoria de la selección de ese país extranjero enemigo nuestro, al que evito nombrar tanto cuanto puedo.

Otro apoyo para nuestra tesis, recluir el idioma español en Catalunya al ámbito estrictamente privado, nos lo suministra nuestro aliado natural por conveniencia, el inefable y optimista patológico ZP, incapaz de percibir la realidad presente, nos proporciona oxigeno lingüístico y patriótico cuando afirma: “Estas otras lenguas, también españolas y por tanto patrimonio de todos, necesitan en paralelo una proyección y una protección. No tiene sentido pensar que el castellano debe defenderse de ellas. Los socialistas no pensamos que las lenguas cooficiales sean una mera anécdota, sino que su estímulo y su cuidado pasa por ser una de nuestras prioridades. Las lenguas de España están destinadas a unir y no separar. El lenguaje es el vehículo para el progreso”. Jo, jo, jo este angelito del Señor lo que no quiere es darse cuenta que nosotros no nos interesa el bilingüismo igualitario sino la imposición de la nostra llengua, por las buenas o por las malas, pues nuestra existencia como nación pueblo y Estado está en juego.

Con una lengua única podremos construir una Catalunya homogénea una “Catalunya catalana”. La Catalunya compleja, ambigua y plural de algunos debe amoldarse a nuestro sueño de pureza que en su origen existió, por esta razón nos duele en lo más profundo de nuestra alma leer escritos como el que reproducimos a continuación:

“Yo no soy una nacionalista española. Yo no soy castellanohablante, más bien lo hablo con un marcado acento catalán. Mis apellidos son de lo más catalán. Yo he nacido en Barcelona y me he educado en escuelas catalanistas postfranquistas. Y no tengo ningún resentimiento con mi lengua ni con mi tierra, pero sí lo tengo contra todos aquellos que han intentado hacer una versión única de la manera de ver, concebir y sentir tanto Catalunya como el catalán.

Para mí, mi identidad no se basa en la Moreneta, las sardanas, el seny y la rauxa, el humor inteligente e irónico iniciado por Mikimoto, ni en tener un Estatut, ni en un catalán con acento de Girona, ni en evitar cualquier palabra que se parezca al castellano, ni en el Barça més que un club, ni en el victimismo constante, ni en ignorar a los que crean cultura catalana que no sea en catalán, ni en dar por hecho que todo buen catalán ha de ser catalanista. Y aunque no lo crean, hay mucha, mucha gente que está harta pero pasa. Haces tu vida y vives. Pero cuando la manipulación se ve tanto, cuando en las noticias de la televisión pública describen la victoria de la selección española como si se tratara de la selección inglesa, cuando en el periódico hacen una crónica que parece que lo celebran cuatro gatos, y ya cuando lees artículos de opinión en los que se dice que con una selección catalana habría más celebración, o que si se apoya a la selección es porque hay jugadores catalanes, una se harta.

Se harta de la manipulación de los medios de comunicación catalanes en los que se han ido colocando todos los periodistas próximos a una manera de pensar, los demás se han quedado en el camino, y los que no piensan así tampoco se posicionan en contra, por no crear confrontación, o alejarse demasiado de la línea del medio. Porque es mentira, porque la gente en Catalunya está siguiendo a la selección, y nos reunimos en casas, todos los catalanets, para ver los partidos, y nos abrazamos y saltamos y gritamos, y pasamos de los pesados de Cuatro, y de su roja y su plaza. Nos importa un comino ellos y los catalanismos pesados. Somos catalanes, y en la actualidad vivimos en España, y no queremos plantearnos si somos o dejamos de ser. Queremos hablar catalán, también castellano, queremos convivir, y queremos divertirnos. ¡Señores es sólo fútbol! “ M.T. C. (La Vanguardia, cartas al Director)

Al inicio del escrito hemos hablado del principio de acción y reacción, en este contexto, la reacción patriótica ante la agresión españolista del manifiesto contra el catalán, será sumamente sutil pero efectiva. Sabido es que el espacio interceptado por el catalán y el castellano, las palabras comunes a uno y otro idioma, ocupan de diez al quince por ciento del total. Nuestros estudiosos, brillantes filólogos que necesariamente para la defensa de nuestra patria están en la actualidad ocupando importantes cargos políticos, asesorados por el eminente colaborador de este foro el prufesor “Nibey Se” especialista en barbarismos moros, formaran parte de un comité de sabios para llevar a cabo la depuración del catalán actual de toda contaminación castellana. Veamos algún ejemplo siguiendo el pequeño libro de sonetos de Òscar Samsó: “La tarda fuig i amb ella el dia” publicado en 1987 “ La tarde huye y con ella el día” aquí deben eliminarse como mínimo tres palabras, siguiendo cada soneto, con el diccionario de sinónimos en la mano se deberán sustituirse las palabras correspondientes causantes de la contaminación. En caso de no ser posible el cambio propuesto, se deberán inventar tantas palabras como fuere necesario, según el ejemplo bien documentado de la señora Aído. Claro que a medida que nos adentramos en el estupendo libro de O. S. la labor resulta más sencilla:
Avança amb els ulls clucs i vell i nou
trepitja, aixafa, en contra cap atot
per deturar-lo, ni diable a sou
amb rar conjur o embruixat xarbot.


¡Gracias Yauma!

1 comentarios:

Arturo dijo...

Buenas tardes,
me gustaría saber si tienen algo más del poeta catalán Óscar Samsó.

Les estaría eternamente agradecido si, en el caso de tener algo más, me lo enviaran por email.

mi email es el siguiente:
artlopezruiz@gmail.com

Pdt. Muchas gracias por adelantado