lunes, 2 de febrero de 2009

El mercado laboral se funde: Enero cerró con casi 250.000 parados más. Por Carlos Sánchez

El temporal arrecia. Y lo que es todavía peor. Lo hace cada vez con más fuerza. Las últimas previsiones sobre el comportamiento del mercado laboral indican que el paro registrado creció en enero “holgadamente por encima de las 200.000 personas”. La estimación la ha hecho el Servicio de Estudios del BBVA, que calcula que al acabar el mes pasado 3.373.000 trabajadores se encontraban apuntados en las listas del Inem por carecer de un puesto de trabajo.

De conformarse esos datos, esto significa que el desempleo aumentó en 245.000 personas en tan sólo un mes. O lo que es lo mismo, el mes pasado se cerró con 7.903 parados diarios, incluyendo sábados, domingos y festivos. La cifra es verdaderamente espectacular. Y se trata, de largo, de la más elevada jamás alcanzada por la economía española en su reciente historia económica, lo que pone de manifiesto la intensidad del ajuste.

El aumento del paro registrado por las oficinas públicas de empleo no sólo es consecuencia del crecimiento de la población activa; es decir, del número de personas que se incorporan al mercado de trabajo, y que, según el INE, está creciendo cerca del 3%. Tiene que ver, sobre todo, con la destrucción de empleo que se está produciendo en España por el desplome de la actividad económica. El servicio de estudios del BBVA estima, en concreto, que la Seguridad Social perdió unos 300.000 afiliados cotizantes en enero, lo que da idea del ritmo de destrucción de empleo que ha alcanzado la economía española.


Si se conforman esos datos, eso supone que el nivel de afiliación del sistema público de protección social –variable clave al tratarse de un sistema de reparto- retrocede hasta los niveles existentes hace tres años: en febrero de 2006, cuando la Seguridad Social contaba con 18,28 millones de afiliados.

Dada la alta variación estacional de la economía española, enero es tradicionalmente un mal mes desde el punto de vista del empleo. Pero nunca se habían alcanzado unos registros tan desfavorables. En 2008, el crecimiento del paro registrado afectó a 132.378 personas; mientras que en 2007 creció en 59.635 trabajadores sin empleo. En los años anteriores, la cifra se sitúo en todos los casos en el entorno de los 60.000, lo que significa que el avance del desempleo se ha multiplicado por cuatro. En términos intermensuales, eso supone que el paro crece a un increíble ritmo cercano al 8%.

El deterioro del mercado laboral es coherente con lo que está ocurriendo en la actividad económica general, que continúa cayendo a una enorme velocidad. En particular, todo lo relacionado con el consumo privado. Y entre los últimos indicadores destaca el nuevo retroceso experimentado por el comercio al por menor en un mes tan emblemático como es el de diciembre.

La caída fue del 6,1% a precios constantes y una vez corregida la serie del distinto calendario laboral, lo que significa dos puntos porcentuales por debajo de lo que sucedió el mes anterior. Sin embargo, como reconoce el propio Ministerio de Economía, “es preciso señalar que parte de la relativa mejora experimentada por las ventas minoristas en diciembre puede estar motivada por el adelanto de los descuentos o rebajas aplicados, de manera excepcional, en dicho mes”. Es decir, que los comerciantes adelantaron las rebajas ante la previsible caída de las ventas, lo que les permitió ingresar algo más. Aún así, las ventas al por menor cayeron un 5,8% en tasa media anual en el conjunto de 2008, lo que refleja la intensidad del ajuste en un sector del que tanto depende el nivel de empleo.

Cotizalia

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡TODO EL MUNDO AL SUELO!!!

Tranquilos, esto del paro es el aperitivo. Dicen que 40.000 y pico los han calificado como de "formación", lo que significa que han sido 300.000. Nada comparado con los 50 millones que esperamos este año. Al mal tiempo buena cara y no hay mal que por bien no venga.

aquí no pasa nada dijo...

Tranquilos, no todo es paro y sin cobrar.

Los sindicatos forraos con millones de euros en subvenciones, muchos liberados de trabajar y con pasta, para que estén calentitos en casa sin decir ni ´mu', al gobierno no les gustan las huelgas, que dan mala imagen en las calles.

tarariiiiiiii dijo...

Tranquilos, ¿cuanto durará ZP?.

La semana que viene hablaremos del gobierno......